viernes, 15 de mayo de 2009

Don Juan
Carlos Castañeta


“Para mí sólo recorrer los caminos
que tienen corazón,
cualquier camino que tenga corazón.
Por ahí yo recorro,
y la única prueba que vale
es atravesar todo su largo.
Y por ahí yo recorro mirando,
mirando,
Sin aliento



Poemas

El libro de los pájaros


Invoco al innombrable
Ain
En soph

Invoco a Metatron
Príncipe de Kether
Señor de Atziluth
Señor de las tormentas
Príncipe de los colores
Guerrero de la luz
Antesala de lo inefable

Invoco a Shiva
Alma del mundo
Belleza pura
Dios de Dioses
Om Namah Shivaya

Invoco a Krisna
Alma del cielo
Esencia de Brahma

Invoco a Wakantanka Tunkashila
Señor de los Sioux
Águila Blanca
Corazón del desierto
Quetzalcoatl del cielo
Invoco la ternura de Orfeo
La luz de Apolo
El espíritu de Mitra

Conmigo los Magos de Caldea
Los Sacerdotes de Zoroastro
Jesús El Cristo

En mí Los Samurais
Los Lucumunes etruscos

Todos los guerreros
Todos los espíritus
Todas las palabras

Vengo con las golondrinas
Y con la flauta que soltó la música
por todo el universo

He sentido La muerte masónica
la muerte de Osiris
en los subterráneos de la conciencia

Abro el corazón para echar a volar
a los pájaros que se han metido en mi sangre
para enseñarme el vuelo

Conmigo
mis maestros
mis compañeros de sueño
y mis seres amados
camino con Virgilio por los bosques
voy con mi amada
hasta el último círculo del paraíso

entro con Atenea
en la caverna de Ulises
cruzo con Agamenón
todas las tinieblas

Me muero con Arturo
por amor a ella
la más amada
la más bella
en silencio
entro con ella al corazón de la Rosa


Tengo el Grial
quiero el elixir que Cristo le dio a Santiago
y que José de Arimatea
guarda como un tesoro hasta el fin de los tiempos

Admiro al Elector Palatino
a los Emperadores chinos
a los Shogunes
a Alejandro Magno

Conocí a los Sufis
y a René Guenon
quien tocó mi corazón

He llorado con la primera sinfonía de Brahms

Leí a Borges hasta soñarlo
a Cavafys
a Kahyyam
a Montejo
a Tagore
a Gibran


Llevo al Orinoco en el corazón
al Kukenan
al Roraima

Vengo de la sabana
Llevo el llano en el alma
Soy el espíritu de las praderas y de los lagos
Recibí ashina
La trascendencia
Que trajo mi amada desde el infinito


He compartido las calles
he estado frente a la gran soledad


Invoco a Baco

Me emociona cuando me miran con extrañeza
cuando no entienden mis frases
o no perciben mis gestos

Nunca he sido de ningún lugar
nunca he estado en ninguna parte

He estado viajando por los mundos
soy viajero del Espiritu
los vientos se mueven conmigo
la lluvia se mueve con mi aliento

Hasta ahora no había amado con la intensidad suficiente

Nunca he tenido nada
nunca he querido nada

Me estoy yendo
estoy dejando de ser
estoy rompiendo velos
me estoy pasando al sueño

Nací con el espíritu abierto
Cada día me duele
cada día me muero y revivo
por amor a las pequeñas cosas
A las gotas de lluvia
a lo cristalino del aire
a la nieve
a las flores
a los diálogos del Principito con el zorro
a la vida de Jesús
a los Duendes
a los Ángeles
y a las bocas aladas que nos aman
En el silencio absoluto del amor

Soy hijo de la Diosa
Artemisa es mi madre
Atenea me acompaña en el viaje
Por todo esto digo
Aquí estoy

Es cierto
el tiempo pasa girando
estoy sentado frente al infinito
mirando desde el corazón del silencio
esperando el final de este viaje
persiguiendo estrellas

Desde el punto
donde convergen todos los tiempos
miro tu rostro y recupero los recuerdos
deshojando uno a uno
cada viaje y cada cuerpo
en el interminable intercambio
de ropajes y de sueños

Ha llegado el momento
se ha cerrado la curva
y los ojos deslumbrados
miran tu rostro pasando a lo lejos
en las distancias eternas
que nos dieron sus momentos
Solté las palabras en la página en blanco
abrí sus puertas para verles la esencia
se fueron borrando ante tanta insistencia
me quedó solamente el infinito en las manos
Vente a volar agua de viento
pinta tus plumas Pájaro bello
tráeme alas
y olvidemos

Desarma árboles de lluvia
recitando rocíos
para mirarnos pájaro agua

Paloma blanca
nube de llanto
el estandarte de la mañana
lleva tu insignia por los naranjos

Se pierde el mundo por una mano
Se va la vida
Se rompe el alma
FAMILIA
Mi madre es el silencio mientras mi padre ríeellos me trajeron a inventar la sonrisaMi padre charla alegre mientras mi madre llorapor eso he llorado al contarles mi historiaMi padre sufre el mundo caminando nerviosomi madre está sentada contemplando las cosasMi familia es un baile en la fiesta del mundotodos cantan al tiempo que se beben el airey se duermen haciendo la noche a carcajadas
Conocemos del sueño
caminamos el poema
¿Para qué palabrear el absurdo?
¿Para qué visitar al vacío
Para hablar del silencio?
Los pájaros celebran cada día
¿qué calendario los rige?
Hasta parece que el viento
baila con ellos

entre las ramas
Todos se entienden
cada quien baila a su manera
Vuelo observándolos
en su destierro
buscando el territorio donde florecen los cantos
sobre las alas de fuego
Repartiremos al poema
sobre los espacios fronterizos
en el borde de las flores
en fuga hacia territorios convergentes
como golondrinas
orquídeas en picada
Me senté a escuchar al viento
oye mi canto
cantaba
corriendo
silbaba
en el silencio
gritaba
Cabalgando sobre el silencio
te encendí
con los dedos
Compartiendo el sueño
sembré la simiente
solté las velas removiendo recuerdos
cuántos años de ternura calló el silencio
manchando de nostalgia
tu corazón azul
tu pedacito de cielo
La sed reintegra
la imagen de las desolaciones
la luna barre los campos
expande cantos por los encantamientos
Rueda enorme
quien te detuviera
corres muy rápido
giras muy lento
sólo predicas sobre la muerte
ÁRBOLES



Saben ellos de lo sencillo
para esperar sin desespero
todos los días entre los trinos

Beben agua desde la tierra
sorbida suave hasta el enramaje
prontas Las flores en estallidos
incendian bosques sin importarles
cuanto sucede a su alrededor
porque los cantos han renacido

Aroma a tiempo
colores limpios para la tarde
mansión de pájaros y abejas
fin del rocío
viven soñando bajo la lluvia

No esperes en las tinieblas
oye el sonido del alma que reconforta
sólo el amor despierta flores
y alegre canta por el silencio
por eso el árbol siempre está amando
y nos lo dice sobre los vientos
MANZANARES



Toqué el agua en tu presencia
te llamé desde el silencio
y me mirabas sin comprender
Un ancestro regresó tus ojos al agua
un pájaro saltaba en tu pecho
y el río cantaba en nosotros
buscándonos las manos
en ese eterno movimiento
de cristales hacia el mar
HECHICERO



Sortilegios de amor rodean la luna
Y tiñen con ternura el manto del silencio

Con las manos en el fuego
bebo el agua inmortal
en el viaje del amor
sobre las tinieblas y el miedo

Cuando vuelvo del misterio
la nostalgia se desvanece hacia la niebla

Entonces veo a todas las princesas
con sus temblores callados
asomarse por las ventanas
ESMERALDA



Una esmeralda vestida de rosa
con pétalos piedra elevada del mundo
se mira en el viento y me remonta a su vértice
me deja caer lentamente hasta el último trino
Y pájara a pájaro comienza nuevamente
con el celaje de una flor de silencio
encerrada en su color verde
Ven y contemplemos la belleza
echemos las lágrimas por las laderas del tiempo
Y sin contemplaciones mírame los ojos
no verás dudas ni miedos
sólo amor
para secarnos el llanto
…entonces
vinieron muchos con sus plumajes
a traer cantos como regalos
y todos dieron de sus cristales
líquidos sueños para la tarde
abrieron huecos desde sus almas
sembrando flores para el mañana
con cada uno llegó una rosa
para la fiesta de los naguales

y compusieron aquellos cantos
que se han perdido en tanta palabra
quedando sólo mucha tristeza
y mucha niebla que no tocamos

Ahora somos sólo plumajes
quedando apenas seres hastiados
plumajes rotos de aquellos pájaros
flores marchitas
sueños cortados
música incierta sobre los árboles
que sobre el viento se desesperan
buscando signos que se escaparon

suena de noche cada campana
eso lo saben las amapolas
que lloran sangre por el pasado
por eso duele lo solitario
que se quedaron nuestros naguales
en esa oscura caja del tiempo
de donde nunca se ha regresado

¿y qué de aquellos que en otros tiempos
hicieron tantas gruesas murallas
para sentirse siempre guardados
y protegidos de tanto ataque?
¿dónde estarán campos desiertos
qué habrá pasado con tanto canto?
¿dónde se fueron?
Ahora vemos sus soledades
desde los muros que nos dejaron
Ya no sabemos quienes bebieron
todas las lágrimas que lloraron
Cuando el Dios blanco quebró sus alas
y todos sus vuelos se clausuraron

No digan nada no sirve el llanto
en el silencio nos despertamos
y traeremos desde el misterio
plumajes nuevos para adornarnos
Piedras preciosas de los naguales
como en los días que nos quitaron
Y volveremos sobre la guerra
reconquistando nuestra palabra
Y haremos muros
Y haremos cantos
Y danzaremos como en las tardes
cuando el Dios sol lo necesitaba
Huecos
en el silencio
buscamos el límite
en el borde de no estar
El sueño es ese punto
donde el círculo se abre
y rompe los muros
Por el sueño camina el sentido de los hombres
Y se abre la flor de la vida

En el sueño no mueren los peces
Ni se agota el silencio
El alma se sienta entre los árboles
Se queda la verdad escondida
Mientras despiertos sufrimos
aplastados de miedo
Todo de un vuelo
rápido
El viento en su faz busca la penumbra
Los pájaros gigantes velan el sueño….
La vida
Me declaro alunado
enlunecido
con lunas por todos lados
lleno de silencio
en medio de la noche
caballero de la luna
solo silencio
solo luna
¿cuál pájaro sigiloso desbarata la vida con su aleteo
Y nos muestra lo desconocido?

¿cuál pájaro rompe la tela del infinito
se mete por el misterio
y nos lleva hasta la otra orilla?
¿cómo se llama el canto que deja perplejo al silencio?
Se llama infinito
espacio sin borde
rueda sin comienzo
¿dónde nace el sonido de donde viene el tiempo?
Está en el eje fijo
Que nunca se mueve y construye lo eterno
La historia de los tigres águilas



Los gnomos verdes revelaron la historia.
las enciclopedias de magia conservadas por las hadas,
habitantes de las altas esferas, guardaron los encantamientos.
La diosa madre las envío para diseñar la próxima vida:
restaurar el orden arcano del archipiélago.

Recogí los sortilegios
para remontar los territorios desolados
en el mar de las islas gemelas.
Allí habitaba el fabricante de reinos dorados.
en ellas todo era simétrico.
los objetos se reproducían
geométricamente
inventándose entre sí
en fractales infinitos
Conteniéndose en duplicaciones
donde cada relación contiene un código
dentro del holograma
que deriva en otros y otros y otros…

Sus habitantes trabajaban
en la construcción de puentes para comunicar las islas,
reflejaban en sus pechos enormes plumas espejos,
absorbiendo imágenes perfectas devueltas al espacio.
Sus cabezas de tigre se cubrían de auras brillantes
que contenían sus poderes mágicos y sus pensamientos mundos donde se movían constelaciones
cada uno podía ampliar
o reducir los límites de los universos
sus cuerpos astrales emitían vibraciones
que reproducían la música de las siete esferas
sus piernas contenían constelaciones
estaban capacitados para saltar por las esferas
y a viajar por todos los universos.

Cuando se conectaban
la música esférica desplegaba nuevos universos
y los dioses venían a recrearse en este juego tántrico

En esos territorios armónicos
el fabricante de sueños dorados
se vio en uno de sus espejos
y quiso crear un fractal de sí mismo
intentando reproducirse hasta el infinito
generando el caos

Aquel hermoso ser se abrió en dos
desolando el archipiélago,
y según cuentan los gnomos
este ser contenía a los otros
y al abrirse el territorio
se fragmentó en territorios opuestos
creando los espacios finitos


Al ubicarse sus partes en los extremos de los universos
fueron condenados por los dioses a estar separados
y a emigrar por los mundos imaginarios
desolados hasta la restauración del archipiélago

Al llegar al archipiélago
me reconocí en los espejos plumas
y los gnomos hablaron de mis peregrinaciones
y de cómo las hadas habían logrado recogerme
en uno de los territorios desolados
a donde me habían conducido
las criaturas incandescentes

Ellas iniciaron el develamiento de mi magia
y me silenciaron
hasta cuando Venus con el sol y Saturno
estuvieran en armonía con el rey de las constelaciones
y con Orión y Antares. l
Lograran el equilibrio de las esferas
estoy aquí
descubriéndome en el archipiélago
y reencontrándome con el territorio complementario,
quien al ser revelado
lanzó sonidos mágicos a los universos
liberando los mundos

Heme aquí fabricando reinos dorados
Soy un tigre águila
Acumulamos en pequeños recipientes sueños vacíos
Y esperamos que se cumplan
las promesas de otros hombres
Sentados frente al misterio sentimos pasar la muerte
Sin saber cuándo abordaremos

Unos se divierten para olvidar las vibraciones
pero no olvidan la rudeza que marchita la piel
Y se lleva la fragancia
hacia un vértice extraño

Al final
de nada sirvieron los ojos si no creció el corazón
y no encontramos al pájaro
que nos lleva muy lejos por las puertas de la tarde
Así suenan los cantos
Sentados sobre piedras calientes contemplando la vida
Andando por caminos encantados
Predisponiendo el movimiento

Sabemos de lo divino en la palabra
por el continuo regreso al sabor de la muerte
asombrados por los cantos de la vida

La respiración del universo es el silencio
En él nos conocemos
oímos su música para saber de armonías
oyendo la soledad vagar entre los árboles
cuando el viento nos narra el futuro del mundo
y saltamos los muros de la eternidad
Entonces
¿cómo no amar?
amar es la síntesis
En el silencio amar es revivir eternamente
Desgranándose van cayendo las palabras
La memoria apoya la sensibilidad
que olvida el ritmo del verso
De las palabras germinan flores
que se alargan en cadenas sobre los dedos
El corazón poeta pinta las aguas con los misterios
y por amor siembra poemas
que paren flores
para los sueños
Cuando las aguas rosadas pasan pintando los peces
se transparentan de vidrio
los mundos que habitan debajo
El agua olorosa a flores lleva murmullos dorados
hacia lugares embellecidos
por bosques de arenas blancas

El agua violeta cambia los tonos
reflejando ángeles cargados de pájaros blancos

Extasiados
los corazones
miran pasar cristales

El libro corazón aparece
por la magia del poeta
que alguna vez será maestro en lejanas tierras
A veces asistimos a la muerte de las palabras
abrimos huecos para sumergir el tiempo
la nostalgia
la locura

Afirmación y vida
en primavera de actos
consistencia del mundo frente al absurdo

Entonces
la sangre detiene sus barcos
para bajar pasajeros inquietantes
vestidos de pájaros
que se van por la boca batiendo alas

De silencio nos desvanecen
de misterio nos acorralan
se nos disuelven en movimientos
y se van volando por nuestras manos
¿Y si de pronto mi corazón vuela
buscando hallarte entre las montañas?
no lo detengas
que ya no importa
No quiero atarme de la esperanza
quiero el espacio para reírme de los ingenuos
que ven a Dios entre las tinieblas
buscando amarlo
para quitarse el frío con sus miserias

M iré del mundo ya satisfecho
viendo sus caras como de hielo
Qué más si no tengo nada
sólo soy dueño del universo

¿quieres la vida,
saber del cielo?
Nunca se comen las amarguras
Nunca se vive sin alimentos
y que me corten hasta las manos
que me destrocen todo este cuerpo
nunca tendrán entre sus maletas
este comienzo de tiempo nuevo
Poco a poco vaciaron las historias
entre olvidos se llevaron las puertas
penetraron en silencio
y a pesar de ellos
conservamos el secreto
Hay una Rosa en el corazón del mundo
por ella
los piratas perdieron la vida
caballeros andantes persiguieron doncellas
asomadas fugazmente en castillos herméticos

Esa Rosa
duele
y corta la vida
evocando el gran viaje hacia más allá...
Nos trajeron a llenar la copa
cuando por la frente se pasea el escarabajo
y desde el norte un rayo rompe el cráneo
hasta el pecho

La mano se abre buscando el centro
para brindar por la vida
invocando a los ancianos que traerán la luz
para quemar el abismo
que nos separa de la Rosa
La hoja
se desprende
y cae...
en el alma
SOMBRAS


Qué haremos con las sombras
si soñamos
desde antes
la vida
disparados
vertiginosamente
con una sed insaciable...
DOLOR



El alma
escapa
por las sombras
y teje sobre los ojos
la telaraña de agua
mientras
duele el alma
el vuelo
todo
HUECOS



Las sombras
me hieren
con sus dientes de fuego
por eso
me queda grande
la noche
y me hace huecos
La gota
rompió el silencio
en su incesante vuelo
de vidrios
sobre el viento
quinientos años



Llenaron de huecos
las montañas
y el Tlatoani
selló su corazón
para esperar
que los desperdicios
destruyeran
sus ciudades malditas
FILO



En el filo de la roca
el corazón
en el filo
el mundo hecho corazón
en el filo del mundo
VIEJO

A Julio López
de Elorza

Viejo
solitario y muerto
como todos los hombres
buscaste acorralar
vacíos con recuerdos
hallando caminos
que no transitaste
escondiendo en arrugas
luchas por el destino
mientras
se acabó la vida
y
ahora estás muerto
como todos los hombres
DIOS



Me acecha por las sombras
lo presiento en las montañas
sus ojos me vigilan
desde el alba
NACER



Nacemos
en penumbras
y algo va saliendo
de nosotros
Luego
como cartón
la carne
regresa a la tierra
y nosotros
¿Qué hacemos después?
BESOS



Los labios
repiten la danza
y los ojos se cierran
para que las almas
penetren lo sagrado
MUERTE


Ambiciono la muerte
por su silencio

Ambiciono la muerte
por su inocencia

Ambiciono la noche
con sus murmullos
que va tejiendo la muerte en su cabellera

Ambiciono la noche
con su penumbra
que va creando mundos
desde el ensueño
Somos tan solitarios
que la muerte
siempre nos amenaza
como una hiena
de dientes afilados
ADIOS



Hace tanto
abolimos las despedidas
y nos despedimos
tantas veces
en tantos lugares
LIMITES



Las horas
se amontonan
en los huecos
las ventanas
se abren
y los ojos
se van por la calle
hacia allá
hacia los límites...
OJOS



Miré los ojos
y comprendí
de distancias
y de separaciones
PIEDRA DE LUNA

La luna espera en la laguna
sobre la piedra

sobre las aguas la primavera

sobre la hierba los movimientos

Un ojo lejos está mirando
el sentimiento sobre la arena

La noche atraca desde las sombras
entre la brisa viene el silencio

Espera
en la laguna
sobre la piedra
la luna
Baja la noche en su penumbra al alba
el Pájaro celebra en la rama
Vestida de flores la campiña mojada
parece una niña que pasa despeinada
La vida echa a volar
y todo
todo
se despierta
cuando el día retoca el color de la mañana
ALFREDO SADEL



La voz
no responde
todo
es silencio
ahora
Pavarotti


Estoy feliz Luciano
Al fin te has incorporado al coro
De las esferas

Eso sí
La felicidad duele

Quedarse esperando para oírte de nuevo
En el viento del universo
Me obliga a viajar
Al corazón de la noche
La mariposa raya el cielo
El corazón se queda
mirando...
Los hijos nos quedan grandes
sin embargo
sigue el fabricar continuo
de desperdicios
para después
para nunca
ELLA



Se parece a la noche
impura
vacía
mancillada

Quién sabe dónde habita su quejido
nada dice
sólo toca su mirada

Quisiera romper su sortilegio
para amar desde lejos
su celada
FUGAS


Se fugaron
las cerezas
los naranjos
y el río

Perdí la lluvia
el horizonte
y la tarde

Desde entonces
persigo la brisa
la noche
y las distancias

Para amar como el pájaro
el pez
la quebrada
¿Qué pasó con el silencio ?
transparencia
siempre
el adiós de las hojas entre las sombras
Pájaro
bajando hacia la sombra
Allá
en el horizonte
el punto
separa la noche en universos
Sigilosa
la ausencia se apaga
para siempre
jamás
El viaje peligroso
del espejo
indaga las siluetas
regadas por el suelo
En la voz del poema
la palabra
silencio
Caicara

Sentado a la orilla de los ríos
he mirado el mar entre sus aguas
he sentido su inmensidad
no ser
no estar
no saber

Frente a la gran soledad
en el vacío
he sentido lo intangible en el agua

Me he aquietado mirando

Estoy aquí
en el tiempo
esperando...
Cantinflada



Cantinflas
te lo juro
te juro
que seguiré sonriendo
sin entender
tu juego de palabras
pero cuando nadie lo sepa
me esconderé detrás de la puerta
y lloraré
Te lo juro

Despedida

Alguna vez un barco nos llevará muy lejos
iremos navegando silenciosos y serios
en busca de buen tiempo por las corrientes del cielo.

Callado nos guiará el heraldo del viento
esquivará fríos relámpagos y truenos
mientras atrás se quedan
la sangre
el llanto
el cuerpo

Un ebrio navegante recogerá las velas
diseñará virajes por otros universos
buscando con amor las polares estrellas

Compañeros inquietos de mirada serena
seguirán con su canto disipando tinieblas
en su incesante viaje hacia otras riberas.
Hemos viajado lejos en el regreso a casa
por senderos del tiempo florecen las distancias
en un juego de círculos girando hacia la nada.

Llorando por el fuego nos invaden las lámparas
se queman los sueños y se desgarran las aguas
te vas por el sendero y no gritas ni haces nada.
Detesto a los habladores profesionales



a los compradores de sueños
a los traficantes
a los insolentes
a los vulgares
a los inciertos
a los fabricantes de huecos
a los hacedores de la nada
a los habitantes de sombras
a los visitantes sospechosos
a los inmigrantes del azar
a los inmigrantes de las tinieblas
a los ejercitadores supremos de la tontería
a Superman.
Inquietud



Por los mundos
cae
ese silencio

Su armonía resbala
por el canto ...
La flecha



Hace tiempo
un guerrero impecable
disparó con su arco
la flecha inexorable
que viaja hacia más nunca
a través del silencio

Impecable
otro guerrero espera
para iniciar su viaje
MADRE
Quedamos extasiados en el fondo del tiempo
con el impulso ancestral que abarca al universo
De la mirada imperiosa que rasga los abismos
desde un oscuro mar de remotos silencios
emerge lentamente el canto del origen
convertido en sustancia de amorosa presencia
en la primera noche
con su primera luna

La primordial palabra moldeada por los dioses
suena a matriz
materia
mar

Madre
en la primera mañana
y hasta el último instante
cn el último pétalo colgado de sus ojos
renovará la vida
y volverá el tiempo a su comienzo.
Misterios

Sentimos
despertar la vida
en las tinieblas

Manos de fuego nos revelan el canto
y casi sin saber vamos partiendo
y cómo duele dolor irnos muriendo
Otro Loco
a Pepe Barroeta y a Angel Eduardo Acevedo
Yo sólo soy un loco que por la vida pasa
y vivo en una barca que por mi sangre viaja
sintiendo este temblor que por amor se calma
subido en esa proa que hacia la noche avanza

Yo sólo estoy aquí clavado a la esperanza
mi copa se retuerce reviviendo el encuentro
entre el cristal y la rosa donde mi corazón sangra
y en misterioso hallazgo me revela su adentro

La vida va por dentro se marcha hacia la nada
se va por laberintos
por huecos por miradas
y su horizonte es río que escapa por el tiempo.

Se detiene en la penumbra
en la sombra
en el momento
se va en su laberinto buscando encrucijadas
no se detiene nunca
es un río por las montañas
Pájaro



Reaparece la luz desde la sombra

Con los pájaros de luna se agota el silencio
entre la magia
aguamarina
aquarimántima luz de la mañana

Inquietos aparecen en la sombra
alumbrados de rocío en su caída
de frontera en frontera
en su delirio
por la luz aguamarina de la vida.
SIMULACROS


Por fin
¿Qué es este mundo con tantos simulacros?
Vivimos repitiendo las historias del árbol
así
quizás con suerte
el fuego nos convierta en polvo de los campos

Hoy flor
mañana por sorpresa
calcinados
Ojalá
esta rueda que nos muele
pueda parar sus simulacros
para siempre no ser más
flor
leña
árbol
Poco a poco
nos vamos
A veces
una sombra
enciende la nostalgia
miramos asombrados
el insondable destino
Soy Un Sobreviviente

Crecí a la sombra de los árboles
a la orilla de los ríos
oyendo la lluvia
mirando caer las hojas
y esperando señales extraordinarias

He soñado con Borges la flor de Coleridge
He visto los ojos de Carlos Castañeda
He tocado con el alma:
el Tarot
el Calumet
El I Ching
el Palo de la Lluvia
los libros de Ficino
las Espadas Masónicas
el Arbol Cabalístico
y el fuego de Metatrón
El silencio quemó mis palabras
y me enseñó el lenguaje de los Pájaros.

Admiro a Kipling
a Nasrudín
a Omar Kayyan
al Poeta Acevedo
al Elector Palatino,
quien intentó un Reino Rosacruz
y al Quijote
por tonto

Reverencio a René Guenón
a los maestros Sufis
a los Samurais
a Juan El Bautista
a Platón
Amo a Gurumayi Chidvilasananda
a Muktananda
Conocí al Shihan Manzo Iwata
quien me habló
de caras sonrientes y palabras cariñosas
Soy amigo de Kiko y de Fernando Trejo
con ellos aprendí la fuerza de los Samurais
y la impecabilidad de los Shamanes
Aún sigo en el mundo
sentado a la orilla de los ríos
Espero el gran acto
lo maravilloso
lo bello
No me quejo
vi la madre
fui tocado por el Gurú
Presiento el gran viaje
Por todo esto
escribo poemas habitados de pájaros
de Ríos
de Magia
de Silencios
Me impresiona como a Borges
la erosión del tiempo
Me gusta lo quieto y lo suave
soy un sobreviviente....
Tarde



Las horas
hieren profundo
como el arado
cuando
en silencio
desde la muerte
vuelve la vida
Agartha
El escondido de la Buena Esperanza

Muchas veces imagino esta ciudad de lluvias eternas hechas para vivir los sueños. Desde una hora crisálida pienso en los túneles secretos donde se fabrica la flor de los naranjos. Me impresionan sus bayonetas verdes y los millones de aeropuertos para el aterrizaje de pájaros inquietos.
En sus calles, los almendros descuelgan las insignias de los fabricantes de lenguas extranjeras y en las esquinas se reproducen los vendedores de labios y compradores de besos.
Allí, en ese lugar, tratando de dormir la embriaguez que un amor antiguo abandonó en mis sueños para todas las madrugadas, aprendí el idioma de los hombres vegetales.
Abríamos con pasión inaudita los pétalos de las mujeres en flor, pues sospechábamos un contrabando de lluvias. Fue cuando aprendí la historia de las princesas raptadas. Con ellas escuchábamos la campana del sol y traíamos los gallos a cantar las retretas a la hora de acostarnos para hacer la primavera.
Entonces, llegó ella y la invité a compartir los domingos por las calles de algodón. En mis temores no le hablé de mis sueños comprados al viento del norte desde donde se jugaba con las luces de Agartha.
Ella se llamaba: hija de las luces de los atardeceres con color de la ternura. Se dedicaba para siempre a soltar pájaros cautivos y a descubrir el fondo de las cosas.
En esa ciudad de árboles emanados de las nubes se quedaron las memorias perdidas en las galerías laterales del tiempo. A ella se llega por los hilos de la lluvia y, necesariamente, sólo los piratas que invaden territorios y se alimentan de fuego pueden conocer su lenguaje.
Alguna vez, cuando el tiempo se regrese volveremos a hablar de su silencio...
Diapason


Siempre quise atrapar un pájaro en el aire
por eso he guardado el vuelo en las manos.

No tengo paz
vivo volando
persigo la línea infinita que sube al canto.

Me despierto en las noches
y ando flotando
los dedos se me despliegan como paraguas

Me asusto de ver el cielo desde lo alto
abro la boca
y resueno como campana
A Galindo Casasola
Desde aquella pastura


La poesía nos llevó a aquellos parajes
cuando tu traje destiñó
cubriéndote nada

No despertaste los sueños invernales
en la casa sin ventanas
casa sola
adormecido de casa deshabitada

En la vigilia
envidiamos el vuelo

Heridos de sombra
miramos los árboles
cuando la muerte rasgó tus vestiduras
y resbaló de veneno en veneno
a pesar de la vida
y por ello en las pasturas
una multitud de silencio nos espera
Amigo Calligaro

Conocí la luz cuando vino de los cerros.
concebida sin pecado

se paseaba en las tardes
entre ojos golondrinas
por el viento

Con ella
casi muertos
entre las sombras
nos quedamos mirando por los árboles arriba

Tú llorabas

Después vino la muerte con sus vestiduras negras por los arbustos
No pude saber lo que dijo la sangre
y qué venenos esparcidos por el mundo
amigo
y pensar que has muerto a pesar de la luz!
BESO VOLADOR
A mi hijo Gibrán


Gibrán:
cuando asumes el amor desde el viento
pintando
dedo a labio
un beso volador
nos quedamos
conteniendo el llanto
sencillamente
mirándote soltar
sobre la lluvia
un beso volador
Cuídate del viento
que te persigue
Mira cómo sacude los árboles
para encontrarte

Registra las piedras
subleva pájaros
levanta el polvo
se va gritando

Yo desde lejos
voy meditando
quién fuera el viento
con tanto labio
BESOS


Perdóname
por las calles
se rompieron
las bolsas de los besos
por eso
sólo por eso
te he traído besos con frío
sucios de polvo del mundo
Nos han llamado para llenar la copa
En la frente se pasea el escarabajo
y desde el norte
un rayo rompe el cráneo hasta el pecho
cuando la mano se mueve buscando el Centro

Locos de fuego brindamos por la muerte
y agarrados del silencio invocamos a los ancianos
y la ROTA regresa y se hace LUZ
cuando saltamos sobre las aguas
tomando el leño encendido
para quemarnos más allá del abismo
implorando al misterio que nos envuelva
entre los pétalos de la ROSA
que germina más allá del tiempo

Entonces recordamos que estábamos dormidos
y AHORA despertamos AQUÍ
en el corazón de la Rosa
LOCO



El viento se lleva todo tu olor
me desespero buscando el viento
Sopla
en el fondo
esa nostalgia
esa pequeña cosa
MÚSICA


He vivido un murmullo de flautas
en el alma
se retuerce la música cuando muevo las manos

He tocado la vida en guitarras templadas
y mi cuerpo ha vibrado con el son de la tarde

Con la lluvia he sentido desgranar las sonatas
resonando en concierto
con violines de agua
Final del juego



Cortázar
En París
suspendieron el juego por muerte
cuando buscaban la tabla
para cruzar hacia otras ventanas
Talita


No corras
bien sabes que La Maga
depositó una carta de amor
para el Rocamadour
de nuestra infancia
Morelli



El hombre
fue expulsado del juego
por muerte

Nosotros contamos los pasos
buscando el tornillo
para mirarlo
Borges
Cuando alzamos la mirada al Universo
somos humo ante el viento
sentimos que el tiempo nos habita
somos la vana historia

Desterrados del silencio
somos humo ante el tiempo
siempre al lado del misterio
somos vísperas
sin lugar en el mundo
el tiempo nos golpea
y nos hace cántaros vacíos
espejos rotos
vísperas del destino

Abismados
recogemos escombros
que nos regresan el rayo
el sueño de espadas que los Tártaros soñaron
el sueño de los Tártaros
para sentarnos a hablar de amor
del maravilloso silencio
Al SHihan Manzo Iwata



Con cara sonriente
y palabras cariñosas
la Luna trajo a Manzo Iwata

Caminó sobre el agua
para serenarla
pero la fuente no pudo contenerse

Cuando se vaya
ni la Luna
detendrá el canto del agua
Poetas

Se beben la noche
para quererse mucho
masticando poemas
entre penumbras

Viven cegados por el rayo
que debería guiarlos
al salto
Pájaros
Callo ante el sudor que preña las montañas
ante aquél que con su canto desabrocha la vida
desata movimientos
y regresa con los días en la punta del viento

La acuarela del rocío
tiñe la línea
que se alarga por las manos
diciendo adiós a los amigos en fuga

De las mieles al delirio ábrase la mañana
para regar cantando los cabellos del aire
alborotando el silencio con los humos dorados
desamarrando el día para echarlo a volar

Entre las armonías
los pájaros azules despiden la noche
inventando caminos
para llevarse los sueños
Columnas



Los dinteles han naufragado en la memoria
y las columnas sostienen el aire

El vacío estremece la forma
y el espacio enmudece sin ángeles

¿Quién empuñará la espada flamígera?

Amamos la muerte
la tristeza
Tenemos la desolación
la tierra calcinada
el alma enferma
¿Dónde quedó el toque mágico
la esperanza de lluvias en la hierba?
Lluvia

Sonata
pentagrama del mundo en tonos altos
partitura del silencio escrita sobre el tiempo
con rayos alumbrando las siluetas del aire
comiéndose la noche
entre ruido y relámpago

Hilillos descolgándose de aquella araña enorme
compañera orgullosa del jardín del espacio

Música insólita
embriagas hasta callar el Universo
Nadie sabe
cuándo
desde las ramas
serenamente
va con su canto
Noche

¿Quién ha vivido la noche más larga?
sólo los amantes

Sólo los amantes viven una noche para siempre

Encienden o apagan el sol cuando quieren
la luna está con ellos en la noche más larga
la noche detenida en sus territorios

Para siempre
la noche de los amantes
Ángel Eduardo
Al poeta Acevedo, quien me mostró la poesía

¿Qué se llevó la brisa poeta?
casi todos calzamos zapatos ahora
y nos quedamos dormidos
esperando los cambios de sueños
Ya no buscamos los huevos de perdices
Hilamos una tela interminable
y nos movemos de barranco en barranco
Aprendí a entender por qué nos quedamos callados
he tratado de llevar al hombro
un poema infinito para no tener nada qué decir
y no parecer nunca importarte
En este paraíso he visto caer las hojas
y mantengo el ojo abierto
ante los cambios de las nubes
¿Qué más puedo querer?
una vez nos conocimos y fuimos simplemente amigos
¿Qué más puedo querer?
A Cortazar, desde allá...


El hombre dice del otro lado

Busca callado
quizás encuentres
una piedrita para hacer rayas

Vuelve con ella
para que saltes
por la Rayuela
sobre la tarde
A Cortazar desde mañana...

El sospechoso que habló de rayas
y de piedritas sobre los cuadros
fue perseguido por un tornillo
y por un salto desesperado
Está tocando lo de mañana
entre los saltos del otro lado
Inty
A mi hijo Inty
Recién nacido
mandarina
hermoso colibrí
ojos de conejo soñoliento
Sol recién nacido
espuma del pozo más profundo
fruta
gota de agua
color de los colores
final del arcoiris
borrador de sombras
sueño de amor
hijo del crepúsculo
iluminado
luz de los amaneceres con color de la ternura
pez de todas las aguas
golondrina en cualquier viento
pluma en el aire
hierba de la mañana
fuerza detenida de las formas
estremecimiento
resurrección
hijo
Estrellas



Siempre lloran
las estrellas
por alguien

Pero no pueden salvar
a los desamados

Lloran
el desamor
de los mortales

Padecen
lágrimas de luz
para salvarnos
Golondrinas
Golondrinas más lejos
Tú tan lejos.
Golondrinas
peces del aire
van
vienen
planeadoras
liberadas
plumas del viento
aleteos de alegría
más lejos
Tú tan lejos
Golondrinas
ejércitos edénicos
sueños de los pinos
amorosas
emocionan
más lejos
Tú tan lejos
Lluvia



La lluvia recuerda
el rostro
de los que ven la Luna
cuando otros duermen
Lluvia



Amasando el presente
como gigantes
exprimiéndose
para curar la tierra
Mujer marina

Alumbra
esposa del mar
señora de los caracoles
la inocencia se levanta en puntillas
para mirar tras las paredes sin puertas
Dueña de soles
alumbra el camino
mientras duermen los cazadores de sueños
Flor tocada de cantos
¿ dónde queda el norte?
¿ dónde se detienen estos ríos sin fin?
Gaviota de vidrio
¡ Cuántas alas para quebrantar el vuelo ¡
y tan poco espacio
no queda nada… sólo el sueño
Alumbra
Silencio



En la profunda espesura
la poesía
se subleva contra el viento
se detiene entre las ramas
y retorna
al silencio
Invocación

Invoco lo Innombrable
pidiendo absolución para los mercaderes del silencio
que cerraron con negruras
los cantos de la vida
No me puedo callar
¿Dónde queda el paraíso?
los hombres aman la muerte
Salgo a los patios a despertar flores
Aquí
donde el poema es herejía
los faunos escondidos
alardean su ignorancia
entre la soledad y el miedo

Cada cosa en su lugar
y el hombre en la oscuridad
Ciencia de los débiles
desalojemos el tiempo
nos roban las flores
y enferman de amor

Siempre que estemos afinados
con abrir la boca cantamos

Los ríos escapan de las flechas
que dibujan el cielo cantando
siempre en el mismo adverbio

Sólo se va quien regresa
somos huidores profesionales

Las palabras asedian al poeta
la poesía las mira y se niega a entrar

Hoy
la gota se posó sobre la hoja

En la rama
la crisálida espera
Sueño para vivir

El mar se calma y comienza su canto

Abandona el miedo
cosecharás misterios

Para calmar mi inquietud cuestiono al hombre

¿En dónde fabrican sortilegiospara el regreso a las estrellas?

A veces cae tanta lluvia que exprimo el alma
y caen
gotas
y gotas
y gotas...
Piedra en la tierra
ansiaba tus alas

Dijo
vuelve a ti
encontrarás el mundo

El Conde Azul está loco:
creyó ser adulto
Pepe Barroeta sueña fuentes eternas
y Angel Eduardo teje sombras
para echarse a dormir

Miramos los ríos desde el agua Heráclito.

No creáis que el viento calla
está cantando en otros lados

Si después de tanto soñar con el vuelo
nos nacen las alas
habrá que estirar el cielo

Comedores de serpientes
háblenle al tiempo.
La razón invadió al mundo
salvémoslo

La vida está hecha
para nacer
El abecedario del mundo
es una piedra al hombro
con colores de ternura
La luz se esconde entre los árboles


que te acuestas con los sueños vacíos
tendrás el desengaño de olvidarte de la lluvia
no podrás abrazarte con los árboles y no tocarás el corazón de la Rosa
El poeta excava
túneles de fuego
La poesía
en el silencio

El amor
se esconde por la tierra
mordemos el polvo
para saberlo

Escucha el adentro
algunas veces la poesía se acerca

Sí después del canto
no reconocéis el vuelo
llorad sin consuelo

El agua de tu pozo
en el pozo
Los pájaros retan al viento
sobre altas montañas

En la oscuridad
alguien nos aguarda

Oye la campana
entre las sombras

el silencio que falta para el canto

Estarás en el límite
aunque duermas

En algún lugar
habita el pájaro de la eternidad

Un hombre sufre
La vida lo mira
Y se va cantando

En la oscuridad
Alguien nos aguarda

Nadie en tu lugar
Las cuerdas atándote a tu sombra
para siempre

Recorremos caminos
en contemplación estratégica
de otros espacios

Las horas hieren hondo
como el arado

Cada quien palpita
hasta el vértice

Desandamos las montañas
como ríos
rodeando el mundo
Así
la razón de mi sinrazón
es mi razón de vivir

He dicho
Diálogo

La sombra espera
en su insólito silencio

El agua se dispersa
por la sombra que la abarca

La sombra inmóvil
en su onda convexa
se calla nada más

El agua se estremece
cuando roza la sombra
Yehudi Menuhim



¿Quién dispara silencios con intervalos
soltando pájaros
que se van?
Poema blanco



Suelta las amarras
y vuela por los caminos azules
Abre las puertas
Inicia el viaje de los pájaros
Y desde el viento mírame por sus ventanas
Dispara colores desde el vuelo
vente a contemplar la copa de los árboles
Desata mariposas
y tráeme pinceles para pintar la vida
entonces
aprenderé a vivir de sortilegios
Cumpleaños



Pisando el aire
subiendo al viento
girando hacia la muerte

Andar los años
para vestirnos de viaje
como las huellas

Esa es la danza
eternamente para la fiesta
Río Arauca



La palabra
navega
con sus pájaros inquietos
buscando al viento
donde naufragan tristezas
Magia



Las águilas inventan palabras
en la visión
donde los peces
regresan de fabricar profundidades
agitando la vida
cuando las montañas enarbolan pájaros
para reordenar cristales llenos de miel

Las águilas tocan el misterio
y se posan en la noche
para romper espejos
al comenzar las transmutaciones
Lenguaje primordial


Extraviaron el canto
hasta Babel
querían robar omnipotencia
y regresaron al caos

Heredamos su muerte
su balbuceo y su mentira
desatando infinitos en el vacío
y presentimos la dulzura sublime
guardada por los dioses
en cántaros de fuego
Gloria a la vida que viste los días
con el verde impasible
que recorre la tarde persiguiendo los pájaros

Gloria a los días que prosiguen su marcha
persiguiéndolo todo
con su paso perenne
esperando el silencio

Gloria a los vientos cuando vuelven alegres
limpiando las cosas
y nos llenan de vuelo
fatigados de aromas
Ojos


¿No sabes que tus ojos
disparan esas flechas
sobre un letargo fantasmal de mucho tiempo?

¿No sabes que tus ojos
vienen de muy lejos
a romper con la calma y el sosiego?

¿Tú no sabes
que me vienen las tristezas
desde más allá del tiempo?

Me muero por mirarte
Matarme lentamente en tu silencio
¿Cómo se llama el canto
que deja perplejo
al silencio?

Se llama infinito
espacio sin borde
rueda sin comienzo

¿Dónde nace el sonido
De donde viene el tiempo?

Está en el eje
inmóvil
donde se hace lo eterno
Mariposas que muerden
aletean sobre el estómago
en este vaivén de vida que enternece

Duele la ternura
Y se cae el cielo entre los dedos
cuando siento tu silencio

Me quedo solo
en la penumbra del deseo
convertido en hoja seca
desprendida por el viento

En ese desespero
miras
guardando en los labios
la palabra que quema
Somos el camino
La vida nos recorre
Pasa por nosotros y nos deja
En su eterno viaje
Al infinito
El espíritu sopla cuando quiere
Nos llena con su aroma
Nos sumerge en el tiempo
Y sin decir nada
Nos abandona
La tierra nos acoge
Amorosa
Y nos muestra los días para que veamos
la luz
Y nos da la noche para que cerremos
los ojos
El viento se lleva tu olor
Y ando detrás del viento entre las sombras
Porque me roba
Enamorado
Los aromas
De naranjas
Azahares
Y de rosas

Te vuelves aire y te vas
Convertida en esencias azarosas
Te respiro y me impregnas
De tu aroma
Bebiendo el néctar vegetal que se dispersa
Por la efímera presencia
De las cosas


Vienes de la piel de las naranjas
En un giro de acrobacias
Voladoras
De los brazos del viento enloquecido
Que te lleva enamorado
Por las sombras

Me dedico a beber vientos a sorbos
Para amarte en el festín de los olores
Rescatándote del viento que te lleva
Para unir en los sorbos
corazones
No sabemos cuando
Se cerrará la última puerta
Cuando será la última noche
Con su último sueño

No sabemos cuando
El viento
Se irá en su último viaje
A no sé donde
A través de los cuerpos

Cuando será que el sol
En su último silencio
Romperá con su rayo
A la pupila que aterra

Cuando
Una mano inerte
En su último desliz
Expire su cadencia hacia la nada
Por última vez
Rápido
De un vuelo
El viento
En su faz
Busca en la penumbrosa noche
Los pájaros ciegos
Que velan el sueño…
La vida
Palpitar amarillo sobre las ramas
Cúpula interrogando la noche entre las hojas
Derramando azahares
Para conocer la vida
La respiración del universo
Es el silencio
Oímos su música para saber de armonías

Contemplamos la vida
En el continuo regreso al sabor de la muerte

Saltamos el muro
Que vibra entre los árboles
Cuando la eternidad
Nos enseña a amar
Para revivir eternamente
Elorza



Estamos sentados
En la puerta del pueblo
Adentro
Los corazones tiemblan
Afuera
El mundo se estremece
CORAZÓN ALADO

¿Qué haré si mi corazón se va
Volando
Con el viento?

¿qué pensar
Si sólo siento
Sólo tengo corazón
Corazón adentro?

¿cómo vivir si sólo sueño
Sólo sueño
En el silencio?

Nada puedo contra el viento
Corazón
Corazón adentro
Me voy volando con él
Hoy he visto a las hadas pintar el silencio
Abrieron un camino para que abrieras las velas
Han levado el ancla en su nave de cielo
Y te han llevado a buscar
La luz de una estrella

has marchado callada y me has dejado en tinieblas
te has llevado las flores
con la primavera
y me he venido a sentar en el centro del alba
suspirando en silencio
esperando que vuelvas

cuando vuelvas amada trae contigo la estrella
vuelve con tus palabras y trae la primavera
no me dejes amada en silencio de nuevo
no te quedes callada no me dejes afuera
llévame en tu nave y arriaremos las velas
Amor




Palpitación de las manos
Sobre el vértice de la noche

La lluvia corre en cadencias
Hacia el mar

Sobre el silencio
La madrugada

Habito encantamientos
Remolcando caminos
Lentamente

Equilibrista del silencio
Presiento los sueños
Agarrado a tientas de la vida

De traspié en traspié por la belleza
Vago por la noche
Asido del misterio
Buscando en las estrellas
El sonido que atesora
El corazón de mi verso
Cuando el pájaro
Traspasa la luz
Desdibujo el misterio
De los hombres dormidos
Flor de agua
Descifrando el lenguaje interminable

Hallamos manos en proyección hacia el espacio

Para siempre
En silencio
Buscamos ese borde
El límite
No estar
Amor mío,
que la sombra no penetre los rincones del alma
Abre bien los pétalos para que venga la aurora.
Cumple la labor que las tejedoras soñaron
Y dame el corazón para entregárselo a Diana.

Llevo tu corazón amarrado en el alma,
Iremos hasta donde volveremos a amarnos.
Allí en el salón donde los dioses hablan
recibiremos juntos el don de la palabra

Tú me dirás: te quiero, Yo te diré: te amo,
Al final será lo mismo, porque se trata del viaje
A las regiones profundas donde nacen las aguas
Y donde Diana se baña y aparece perfumada.

Después vendrá el silencio, la música del alma,
sabrás que por siempre te había estado esperando,
habrá fiesta en el cielo, sonarán muchas arpas
y te seguiré amando y amando y amando…
No permitas amada que me invada el silencio
no dejes que ese monstruo voraz me desintegre
protégeme de la ausencia del canto de la noche
y aléjame del ardiente calor de los desiertos

De pronto han llegado los señores callados
y se quieren llevar todas las voces del viento
se están llevando a golpes los sonidos del alma
y me quitan las signos de los grandes secretos

No permitas amada que las voces se pierdan
que se muera el poema que vivimos en sueños
porque aun no he probado el sabor de tu fuente
y todavía faltan noches para hablar de misterios

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada